1970 – Detergente Ace en Venezuela – Comercial de TV

Un comercial clásico del 70, en blanco y negro, José Luis Rodríguez, Lila Morillo y Liliana.

Ace fue el primer detergente que llegó a Venezuela en 1947. Años después, en 1952 cuando Procter crea su primera planta en la urbanización La Yaguara se convirtió, entre otros, en el producto insignia de la empresa. ACE nace como una versión de Tide, detergente de P&G en Estados Unidos que fue ideado para América Latina y Europa al igual que Ariel (también del P&G). ACE es ya considerado como un producto tradicional, su estrategia de posicionamiento fue ofrecer regalos –latas de sardinas, cubiertos y vajillas– dentro de sus empaques, esto dio origen al chiste popular “Te sacaste la licencia en una caja de ACE”, con el cual se pretende condenar a una persona que no tiene habilidades para algún oficio.

ACE fue traído a Venezuela por John Bogart, piloto ex combatiente de la II Guerra Mundial y quien se había casado por la hija de la vicepresidenta de Procter & Gamble. Bogart al llegar a Venezuela observó que todas las amas de casa aún lavaban ropa con jabón azul de panela. Por tanto, se le ocurrió importar Tide. Por sus vínculos con P&G, se le ofreció algo mejor, que consistía en traer Ace, un producto que el grupo fabricaba en Baltimore para exportarlo a Cuba, Argentina, España, Mexico. El primer lema de este detergente era ‘Ace hace de todo’.

En 1950, tres años después de la llegada de Ace a Venezuela, Procter & Gamble estableció una oficina de representación en Caracas y en 1952 inauguró su fábrica en La Yaguara. A mediados de los años cincuenta, el detergente comenzó a incorporar innovaciones en su fórmula. La primera fue introducir granitos azules, elaborados sobre la base de azulillo, ingrediente utilizado para blanquear.

A principios de los 60, comenzaron a introducir regalos dentro de las cajas. Eran buenos tiempos para los consumidores. Lo primero que obsequiaron fueron objetos de quincalla, pero luego entregaron cubiertos, vajillas plásticas y por último, de porcelana japonesa, lo que le permitió a Ace retomar el liderazgo del mercado, que a finales de los cincuenta había sido afectado por la novel competencia.

Casi rozando los años 70, incorporó el poder biológico de las enzimas y con ellas, comenzó a perseguir la blancura de la ropa. A finales de esa década, se introdujeron los blanqueadores ópticos. El limón desintegrado fue incorporado a la ropa durante los años 80 y se debió a que muchas amas de casa manifestaron que lavaban la ropa con la fruta para borrar el sucio. A partir de 1990, incluyeron el azul activo, el sacagrasa y el poder superactivado.

En 1997 con motivo de los 50 años la famosa caja roja fue renovada por una caja anarajanda fosforente para darle un aire más moderno al producto. Si me preguntan a mí sigo prefiriendo la caja roja clásica de ACE.

Category: Comerciales
Tags: ,